junio 03, 2006

Ya no tengo nada que decir
Mi memoria se ha vuelto una cajita amarilla
Con montones de dedos cortados que se mueven
de derecha a izquierda diciendo no
ni una palabra para escribir

mi boca sigue hablando
pero mi lengua huele a vinagre
tiene miles de garrapatas con banderas negras que gritan
cada vez que terminan su ritual me rompen otro diente

ahora sí se me acabaron las palabras
afuera sólo hay monjes con arroz en los ojos que dicen nilo nilo

yo me arranco los ojos
me como las legañas para poder decir algo que retumbe
pero no digo nada
y el lamento me espera sentado
como un travesti en la acera
no dice ni una palabra y no me mira
él con su potecito en la mano
yo con la jeringa detrás de la oreja